José Emilio Pacheco, un lector fuera del tiempo

La relación de José Emilio Pacheco con la obra de Ramón López Velarde fue siempre del asombro de la primera lectura a la sencillez de quien comparte sus hallazgos.

POR LUIS JORGE BOONE

1. En sí mismo, un libro es un diálogo fuera del tiempo. Toda escritura deja la cantidad necesaria de pistas, cabos sueltos, líneas de investigación, premoniciones e ideas que invitan a ser continuadas y reflexionadas, y que suceden siempre al momento de adentrarse en las páginas. El acto de la lectura es siempre nuevo y por ello es siempre el primero. No importa que el acto de cifrar y el de descifrar estén separados por siglos o milenios. Somos islas, y las barcas que llevan y traen la otredad entre nosotros son los libros.

José Emilio Pacheco no es solamente un escritor, a últimas fechas hemos descubierto que es una suerte de cantera literaria de la que se extraen libros que se fraguaron, me atrevo a decir, a espaldas del autor. Su labor periodística y crítica pavimentaron el gusto lector y dirigieron las indagaciones librescas de varias generaciones. Una muestra de ello es su columna Inventario; hace poco fue publicada una cuidadosa selección de ésta por Ediciones Era, que consta de tres tomos, y recogen la tercera parte de lo publicado por el autor de manera semanal a lo largo de cuarenta años... leer más

Conoce más