Menu
http://www.edicionesera.com.mx/modules/mod_image_show_gk4/cache/banners.banner-web-tallergk-is-108.jpglink
http://www.edicionesera.com.mx/modules/mod_image_show_gk4/cache/banners.banner-david-huerta-okgk-is-108.jpglink
http://www.edicionesera.com.mx/modules/mod_image_show_gk4/cache/banners.banner-garcia-de-leon-okgk-is-108.jpglink
http://www.edicionesera.com.mx/modules/mod_image_show_gk4/cache/banners.banner-norte-2gk-is-108.jpglink
«
»
A+ A A-

Novedades

web-espejo_haitiano
Los indios del Bajío y el colapso del orden colonial en América Latina

Miguel Hidalgo fue apenas uno de rebeldes del Bajío. Aunque fue el primero y es sin duda el más famoso, el señor cura de Dolores no hablaba el mismo lenguaje ni padecía los mismos agravios ni –hasta donde se sabe– pensaba en los mismos términos o compartía los mismos sueños que quienes protagonizaron la insurrección popular más grande en la historia de Nueva España. Y no obstante, cuando pensamos en lo que empezó a ocurrir en Guanajuato en septiembre de 1810 seguimos teniendo la (mala) costumbre de decir la rebelión “de” Miguel Hidalgo.
Este libro se ocupa en cambio de esos trabajadores insurrectos. Más aún, en estas páginas se afirma que los campesinos del Bajío –los más de los cuales eran indios laboríos en la terminología del régimen colonial– se alzaron en armas con propósitos políticos, sociales y económicos que sus “líderes” apenas comprendían. La abolición del tributo fue acaso la victoria popular más contundente de esa movilización autónoma; el colapso del orden colonial, su consecuen­cia más duradera.
La rebelión novohispana de 1810, con todo, no fue el único episodio de violencia popular ocurrido en el Nuevo Mundo. En la Banda Oriental, en Salta y Jujuy, en el Alto Perú, pero también en Pasto y en los llanos de Venezuela, otros muchos indios, mulatos, zambos, gauchos y mestizos se movilizaron no a favor ni en contra de la independencia de España sino para destruir el sistema que los oprimía y los explotaba. En sus actos es imposible no advertir un eco de la extraordinaria revolución campesina de los trabajadores esclavizados de lo que hoy es Haití. Este libro quiere seguir la pista de ese reflejo.

+
web_toledo-monsivais

Este hermoso volumen es el catálogo de la exposición Toledo - Monsiváis que tuvo lugar en el Museo del Estanquillo. A lo largo de muchos años, la complicidad entre el pintor y el escritor los llevó a colaborar en muy diversos proyectos. En estas páginas se recogen esas colaboraciones, acompañadas por las obras de Toledo que pertenecen al Museo del Estanquillo y que fueron presentadas por primera vez en esta exposición, más algunas obras de la colección de la Galería Arvil. Asimismo, se incluyen las muchas páginas que Monsiváis dedicó al pintor, así como textos de Rafael Barajas, El Fisgón, y Francisco Vidargas, además de testimonios y entrevistas de Armando Colina y Víctor Acuña, Elena Poniatowska y Sergio Pitol.
La colaboración más conocida de Toledo y Monsiváis es, sin duda, el Nuevo Catecismo para Indios Remisos, una espléndida carpeta con textos de Monsiváis y nueve grabados hechos por Toledo sobre placas poblanas y tlaxcaltecas de los siglos XVIII y XIX, que posteriormente se publicó como libro. A ello siguieron proyectos como Lo que el viento a Juárez (técnicas mixtas sobre fósil, amate y papel, y esculturas en cera coloreada) con prólogo de Monsiváis.
En 1984 el artista juchiteco ilustró el Manual de zoología fantástica de Jorge Luis Borges y Margarita Guerrero. Un año más tarde la Galería Arvil realizó la exposición Francisco Toledo. Zoología fantástica. Homenaje a Jorge Luis Borges con tintas y acuarelas sobre papel, algunas de las cuales se reproducen en este volumen, así como el texto de Monsiváis, Borges y Toledo, las zoologías complementarias.
Como dice Rafael Barajas en su texto, Monsiváis y Toledo eran “dos tipos de cuidado”, unidos por sus preocupaciones sociales, afanes culturales y un profundo sentido de la ironía, sin duda dos per­sonajes centrales de nuestro tiempo.

+
web_rosas-negras

Un hombre gordo, sensual, goloso cena una noche con sus amigos y sin la menor queja se derrumba sobre el campo de sus placeres. Su cuerpo es examinado, declarado muerto, incinerado y depositado en una urna. Pero su fantasma permanece. Eso sí, imposibilitado de vagar a voluntad, cautivo de un candil eléctrico. Y entonces su viuda, a quien le había resuelto la vida hasta entonces, se ve obligada a entrar al mundo: aún joven y sumamente atractiva, tiene que enfrentar seductores; inexperta, decide dirigir la mueblería que es su patrimonio, y sin saber cómo debe decidir si conformarse con su soledad.
Éste es el inicio que sirve como excusa para meternos a una vida de pequeña ciudad durante la década de 1890, en pleno Porfiriato. Los adelantos técnicos hacen su aparición junto con nuevas curiosidades científicas y pseudocientíficas: junto a la higiene, el magnetismo; bajo el naciente psicoanálisis, la magia persiste; contra las disciplinas positivistas, los consuelos pobres del pulque. Así, la época surge como un entrecruzamiento entre conservadurismo y aires de libertad, entre conveniencias y deseos que saltan clases sociales y buenas costumbres.
Pero más allá de la época están sus personajes únicos. Ésta no es una novela histórica en el sentido habitual de la etiqueta: un decorado de época donde los personajes parecen disfrazados. En Rosas negras la historia y cada una de las historias que se van escapando del cauce principal suenan a verdad. A verdad, a chisme de pueblo, a dimes y gozosos diretes, a enredos y diversión. Aquí están los placeres del folletín y de los cuentos de fantasmas, pero siempre con la capacidad característica de Ana García Bergua para encontrar la profunda sabiduría de los ingenuos, de los mandados, de los buenos.

+
web_sobrevida
Antología poética

Ida Vitale (Montevideo, 1923), poeta, ensayista y traductora, un tiempo exiliada en México, ha merecido algunos de los premios más importantes de poesía en lengua española: el Premio Internacional Octavio Paz de Poesía y Ensayo, el Premio Internacional Alfonso Reyes  y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. Este volumen reúne una esmerada selección de su obra poética.

+
web_los_mitos-y-sus-tiempos
Creencias y narraciones de Mesoamérica y los Andes

Desde hace algunos años, los autores de este libro se propusieron publicar estudios paralelos sobre los Andes y Mesoamérica con el fin de suscitar la producción de análisis comparativos entre las concepciones indígenas de estas dos macroáreas culturales, cuyas semejanzas y diferencias son asombrosas y merecen una atención que hasta hoy no han tenido. Este propósito ha tenido por resultado varios libros: el que ahora entregan está encaminado al estudio de la mitología de las dos macrorregiones.
    Los mitos andinos y mesoamericanos forman parte de sistemas creados por las sociedades indígenas en la cotidianeidad de su existencia, ordenaciones que permiten a los hombres enfrentarse a su entorno físico e interrelacionarse en su contexto social. La creencia mítica se expresa en la oralidad y suele hacerlo, por ser profundo su contenido, sagrado su origen y central su función cohesiva, con intención estética. Así, encontramos el interés de la creencia y la belleza del relato en aquellas narraciones simples, casi cuentos infantiles, que socializan los más pequeños rincones de la naturaleza, o en ritos en los que el fiel cree quedar expuesto a las fuerzas sobrenaturales destructivas.

+
web-malintzin
Una mujer indígena en la Conquista de México

Malintzin –como la llamaban los hablantes del náhuatl–, doña Marina para los españoles, Malinche para la posteridad, ha sido considerada como traidora a su pueblo: una mujer que seducida por el extranjero o por interés propio vendió a su patria. Figura controvertida, ha sido vista también como víctima, como sobreviviente, como puente entre culturas. Pero la vida de la mujer real fue más complicada que cualquiera de estas etiquetas. Vendida como esclava en la infancia y luego entregada a los españoles como sirvienta y concubina, reducida por sus circunstancias a la mayor indefensión, hizo uso de una extraordinaria inteligencia y rapidez de juicio no sólo para sobrevivir, sino para mejorar considerablemente su posición y la de sus descendientes.
    En este apasionante estudio de la vida de Malintzin que se lee como una novela, Camilla Townsend rechaza todos los mitos favorables y hostiles, y procura examinar las opciones y restaurar la dignidad de su protagonista. A partir de fuentes españolas y nahuas, ofrece una visión novedosa sobre los grandes temas de la conquista y la colonización, la tecnología y la violencia, la resistencia y la adaptación, el género y el poder.

+
web-norte
Eduardo Antonio Parra (compilador)

Durante los últimos cien años los narradores nacidos o radicados en el norte se han multiplicado, alimentando con sus historias un imaginario colectivo que se desenvuelve en líneas fronterizas, desiertos, cadenas de montañas y urbes populosas donde habitan o deambulan lugareños y migrantes, gringos extraviados e indígenas supervivientes, seres de carne y hueso y espectros surgidos de realidades alternas. Desde los tres miembros del Ateneo de la Juventud incluidos aquí, Martín Luis Guzmán, Alfonso Reyes y Julio Torri, pasando por clásicos de la Revolución, como Rafael F. Muñoz y Nellie Campobello, hasta llegar a los jóvenes escritores en activo, hay en las presentes páginas un “aire de familia” que cualquier lector será capaz de reconocer.
Si la obra de aquellos fundadores devino piedra angular de la literatura mexicana contemporánea, autores como Rubín, Revueltas, Arredondo o Valadés elevaron la escritura del cuento hasta su punto culminante, y dieron paso a los miembros de las siguientes promociones hasta llegar a Gardea, Elizondo Elizondo y Sada, conocidos en los ochenta como “los narradores del desierto”. Y en la década del noventa –cuando se comenzaba a hablar de la literatura del norte o de la frontera–, aparecieron Élmer Mendoza, David Toscana, Luis Humberto Crosthwaite, Cristina Rivera Garza, Juan José Rodríguez y Julián Herbert, a quienes siguen los escritores surgidos en el cambio de milenio, que abren nuevas rutas temáticas y técnicas, y acuden a géneros y subgéneros antes desdeñados, con lo que mantienen en el centro del debate literario la producción regional.
Norte. Una antología es una muestra de cuarenta y nueve narradores del norte. Su propósito es acercar y hacer perceptibles a todos los lectores esos rasgos que distinguen el ser norteño, tanto en lo que respecta a los hombres y mujeres que habitan esa realidad como a los personajes surgidos de la imaginación de sus creadores.  

+
web-a-wevo-padrino

Un hombre cuenta su vida. Se ha casado y tiene una hija. Maneja un taxi en Mazatlán. A veces roza los bordes de lo ilegal, pero procura no hacerlo. Ha visto el fuego y sabe que quema. Hasta que un mal día le toca encontrarse con su destino cruel y sin querer acaba en el mundo sin salida de los narcotraficantes.
Lejos de los estereotipos, A wevo, padrino permanece tenazmente en el interior de ese mundo. Al fin, podemos leer una novela que sabe imaginar la intimidad de esos hombres y mujeres broncos, donde además de cuerpos en acción hay mentes; hay temores, resignación, deseos complejos.
Pero el mérito de Mario González Suárez no se limita a la profundidad de sus personajes sino al gozo que causa el oír esta historia. Oír porque, aunque esté impresa, escapa de la página y se convierte no sólo en un vocabulario sabrosísimo, sino en una verdad. El ritmo de estas páginas, su capacidad para captar y reinventar maneras de hablar son ya en sí motivo más que suficiente para celebrar esta novela.
Un libro con aventura, tramado con un rigor kafkiano y venturosamente contado es un libro que nos obliga a recorrerlo de una sola sentada, y al terminarlo nos sigue habitando largamente. Porque aquí en lugar de caricaturas sangrientas aparece la pregunta por lo inhumano: ese abismo que sólo proviene de lo humano.

+
web-suenos-de-la-razon
Umbrales del siglo XIX: 1799 y 1800

Con una extrema lucidez y una creatividad deslumbrante para hacer ver el sentido, la fuerza y la irradiación de una energía vital que atraviesa como río subterráneo y como intensa corriente generativa un momento clave (el fin del siglo XVIII y el principio del XIX), y que aún estremece y cuestiona el nuestro, Jorge Aguilar Mora se adentra en todos aquellos modos de conocer, de sentir y de expresar el mundo, a través de la ciencia, de la filosofía, del arte, de la poesía y de esa apasionada, creativa intimidad que unió a personajes como Goethe, los hermanos Schlegel, Shelling, Humboldt, Haydn o Madame de Staël, y que hicieron de éste un momento complejo de insospechada intensidad y plenitud, de gozo, de vacío, de inquietud, de apertura a lo desconocido, 
de imágenes e ideas insólitas y de una incontenible curiosidad.
El mundo había dejado de ser –a raíz de la revolución filosófica de Kant– un paisaje de apariencias y esencias inalcanzables, y una creación divina; y el hombre, enfrentado a una nueva sensibilidad y a una imaginación que desbordaba –como los sueños– las fronteras de la razón, podía ya conocerlo, observarse a sí mismo, y encontrar una finalidad propia.
En el todo orgánico de la naturaleza, el ser humano es ya sólo una parte mínima; pero el reconocimiento de su individualidad lo ha conducido a actos insospechados como la decapitación de un rey o la Declaración de los Derechos del Hombre en la Revolución Francesa, e irreversibles, como las masacres del Terror y la soberbia, insaciable búsqueda de poder que engendró.
Un narrador entrañable y genial, sensible a las más extremas y delicadas sutilezas y capaz de encontrar las más insólitas conexiones y analogías en ese mundo vibrante en el que está inmerso, nos conduce con jovial, conmovedora y deliciosa fluidez a través de Sueños de la razón, esa primera, extraordinaria parte de una obra que nos confronta de innumerables modos, y nos invita a su gozosa, apasionada y ávida lectura.

+
web-poeta-con-paisaje
Segunda edición

Octavio Paz encarna como nadie el siglo XX mexicano. Bajo la vigilancia de esta certidumbre, Guillermo Sheridan ha escrito Poeta con paisaje. Ensayos sobre la vida de Octavio Paz 1, la más importante, hasta la fecha de las biografías intelectuales del poeta. Sin menoscabo de una ardua averiguación en las cartas de navegación de las que Paz se sirvió para atravesar con insólita pericia el turbulento río del siglo, Sheridan ha querido que sean sus poemas la fuente primordial para iluminar sus recuerdos más lejanos, las pasiones de adolescencia y juventud, los amores de la madurez.
Desde la infancia en Mixcoac de un niño solitario hasta ese gesto de comunión con miles de mexicanos que fue su renuncia a la embajada en la India en 1968, la vida de Octavio Paz corre pareja al nacimiento, el esplendor y el ocaso de la Revolución mexicana y de sus mitologías. Nace con ella en 1914 y muere en 1998 en la víspera del agotamiento electoral de su ciclo histórico. Como el México moderno, nos dice Sheridan, Paz fue hijo de un revolucionario zapatista y nieto de un liberal porfiriano.
En estos ensayos, en cuya unidad de estilo y de propósito el lector se encontrará a la vez cómodo e interpelado, Sheridan recorre la memoria nutricia del poeta y lo acompaña a través de la iniciación militante en los años treinta, del mítico viaje solidario a la España republicana en 1937 y de una decepción crítica que lo hará transitar, bajo la influencia de Victor Serge y de Jean Malaquais, hacia el socialismo democrático y sus herejías en el mediodía del siglo.
Pero Octavio Paz, antes aun de dialogar con André Breton y Benjamin Peret en el París de la posguerra, vivirá la poesía a la manera surrealista, como una interrogación revolucionaria del lenguaje y de su lugar entre los hombres. Poeta con paisaje es también un capítulo central en la historia del la poesía hispanoamericana, en cuyos trabajos editoriales y polémicas –Taller, El Hijo Pródigo, Laurel– el joven Paz se convirtió en ese poeta cuya obra no puede ser leída sin el contraste y la complicidad de los otros grandes escritores de la lengua.

+
web-habitacion-con-retratos

El presente libro sobre la obra y la vida de Octavio Paz –poeta, animador de revistas, hombre público, amigo, amante, esposo, padre, hijo– es la continuación de un volumen anterior, Poeta con paisaje. Ensayos sobre la vida de Octavio Paz (Era, 2004), que abarcaba la infancia del poeta, su educación y primeras amistades, la estancia en Yucatán, la boda con Elena Garro, el viaje a España durante la Guerra Civil, las primeras disputas y crisis ideológicas, las temporadas en Estados Unidos y en París, hasta mediados de los años cuarenta.
Esta segunda parte continúa el examen cronológico de la vida de Paz hasta su muerte, pasando por la escritura de sus obras de madurez, su estancia en la India, el matrimonio con Marie-José Tramini, sus incursiones vanguardistas, su renuncia como embajador, su regreso a México y su espléndido trabajo como editor de revistas.  
Aunque Sheridan consulta e incorpora sabiamente información que procede de testimonios, entrevistas, libros, archivos y correspondencia de Paz y de otras personas, la columna vertebral de su interpretación es su lectura detallada y luminosa de la obra poética de Octavio Paz. Extraordinario lector de poesía, es de los poemas de Paz de donde Sheridan desentraña no sólo su biografía literaria, sentimental e intelectual, sino la historia cambiante de su poética, sus metáforas, sus métricas, así como de sus humores y amores, afectos y desafectos. De los poemas parte la mirada de Sheridan para rastrear los vasos que comunican la poesía, el ensayo, las cartas, las revistas y las conversaciones de Paz.
Este volumen explora especialmente el papel central que tuvieron en la vida y la obra de Paz sus vínculos amistosos (por ejemplo, con Octavio G. Barreda, Efraín Huerta, José Bianco, Charles Tomlinson), y el espíritu de colaboración y estímulo mutuo que le llevó a fundar sucesivamente revistas de enorme importancia para la literatura en español.
Los dos tomos juntos componen el abordaje más sutil, experto y ponderado que haya recibido la obra del escritor más importante y más prolífico de México.

+
poniatowska-de-noche-vienes-bolsillo
Nueva edición de bolsillo

Hay grandes zonas del comportamiento de nuestra sociedad que damos todos por sentadas, y en las que muy rara vez se adentra la literatura mexicana. En los relatos de De noche vienes, Poniatowska se aventura, con penetración, lirismo, humor, sensibilidad y oficio notables, en esas zonas oscuras: las relaciones entre los sexos y entre las clases en México. Pocos autores tienen el talento de Poniatowska para observar a personas y costumbres, y para reproducir el habla mexicana: sus diminutivos, sus dislalias, sus momentos reveladores...

+
esquinca-camara-nupcial

Pocos poetas han abierto tantos signos de interrogación como Emily Dickinson (1830-1886). ¿Cómo es que una mujer prácticamente inédita, que apenas salió de su propio cuarto en la casa familiar de Amherst, un pequeño pueblo del estado de Massachusetts, escribió cerca de dos mil poemas que cambiaron para siempre el rostro de la poesía?

El generoso enigma de Dickinson, pese a los libros, piezas teatrales, películas, pinturas, series de televisión, canciones y hasta cómics “inspirados” en ella, se ha mantenido intacto. Como la propia poeta estadounidense, con ternura y humor visionarios, escribió a su preceptor, T. W. Higginson: “Si la fama me correspondiese, no podría yo escapar a ella – si no, el día más largo se me desvanecería en la carrera – y perdería – la aprobación de mi Perro – así – mi Oficio Descalzo – es mejor”.

Cámara nupcial no desconoce la fama contradictoria de Dickinson. Antes bien, enfrenta los avatares de su “Oficio Descalzo” desde la noche oscura (“la noche turmalina”) del lenguaje. Autor de una de las obras más nítidas e inquietas de la poesía mexicana actual, Jorge Esquinca emprendió en 2011 un viaje de peregrinación a Amherst. A su regreso, confeccionó este cajón de sastre donde reúne monólogos dramáticos e interiores, cartas en verso y adivinanzas en prosa, notas al pie de una documentación fotográfica in situ, un álbum botánico y hasta una diatriba final, en voz de la propia Dickinson, para censurar todo asomo de mitología literaria.
“No puede el navegante ver el Norte”, escribió Dickinson, “mas sabe que la brújula sí puede”. Esquinca ha confiado una vez más en su poderosa brújula verbal para abrirse paso entre lo incierto, lo oscuro e informe; para desconocerse magistralmente en estas páginas y, como recompensa, “formar el barrunto de una nueva constelación”.

+
web-zarpa-el-circo

El circo siempre está de viaje. Hay que verlo levantar sus mástiles, desplegar sus velas, su redondel multicolor. El circo llega a un puerto distinto cada vez, arroja sus anclas momentáneas y nos entrega un espectáculo de magníficas audacias, de suspenso y asombro, de temblorosa risa. Todo dura apenas unos instantes pues Zarpa el circo, nave de las maravillas, hacia el horizonte donde cielo y mar mezclan sus luces. Algo queda, sin embargo, para siempre, en el alma de quien tuvo la suerte de vivirlo. Así este libro de Coral Bracho y Vicente Rojo, donde las palabras de la poeta y los trazos del pintor se reúnen para celebrar ese milagro. Dos equilibristas en justa armonía nos ofrecen el testimonio de su azoro continuado: las palabras reverberan, los colores hablan. Inmersión directa en la alegría de un juego que se antoja eterno, Zarpa el circo y nosotros con él.

+
web-los-dias-terrenales-bol
Nueva edición de bolsillo

Cuando esta novela se publicó en 1949 fue motivo de apasionadas impugnaciones y polémicas. En ella, el autor ya bien conocido de Dios en la tierra y Los muros de agua planteaba los temas de la lucha de clases con una visión introspectiva que, sin dejar de ser fiel a su militancia marxista, ponía en crisis el dogma del "personaje positivo" al presentar personajes con una vida interior en la que se debatían las contradicciones de la condición humana. Ante la confusión y las malas interpretaciones suscitadas en torno al libro, Revueltas prefirió retirarlo de la circulación y dejó de publicar literatura narrativa durante siete años, en los que se dedicó a reflexionar sobre los problemas ideológicos en la relación entre el arte y la política. Hoy la novela aparece intensamente viva, gracias no sólo a esa visión trágica que Revueltas hace encarnar en sus personajes, sino además, a un estilo en el que las palabras forman una trama de tensiones donde la lucidez surge del choque entre la realidad caótica, adversa, y la voluntad humana comprometida, empellada en adquirir una forma, un valor de signo y de destino. 

+
web-los-dias-terrenales-gra
Nueva edición

Cuando esta novela se publicó en 1949 fue motivo de apasionadas impugnaciones y polémicas. En ella, el autor ya bien conocido de Dios en la tierra y Los muros de agua planteaba los temas de la lucha de clases con una visión introspectiva que, sin dejar de ser fiel a su militancia marxista, ponía en crisis el dogma del "personaje positivo" al presentar personajes con una vida interior en la que se debatían las contradicciones de la condición humana. Ante la confusión y las malas interpretaciones suscitadas en torno al libro, Revueltas prefirió retirarlo de la circulación y dejó de publicar literatura narrativa durante siete años, en los que se dedicó a reflexionar sobre los problemas ideológicos en la relación entre el arte y la política. Hoy la novela aparece intensamente viva, gracias no sólo a esa visión trágica que Revueltas hace encarnar en sus personajes, sino además, a un estilo en el que las palabras forman una trama de tensiones donde la lucidez surge del choque entre la realidad caótica, adversa, y la voluntad humana comprometida, empellada en adquirir una forma, un valor de signo y de destino. 

+
revueltas-dormir-bolsillo
Nueva edición de bolsillo

El cuento es para Revueltas un género que exige suplir la extensión por la intensidad, y que por lo tanto requiere del autor una difícil concentración de sus dones. En el momento de su primera edición, Dormir en tierra fue señalado por la crítica como un libro clave para la nueva narrativa mexicana. Algunos de estos relatos han sido incluidos en antologías y son ejemplos de una sabiduría literaria que se revela en el uso de la palabra justa, evocadora, inquietante: la palabra que penetra la realidad y la explota en sus zonas más laberínticas y profundas. Para Revueltas ni la mente ni el sentimiento del hombre han sido iluminados hasta el fondo, y son esas zonas aún intocadas donde se hallan las contradicciones del ser, las que atraen su apasionada atención de escritor. Un universo en el que todo está en pugna y en claroscuro acoge seres cuya íntima desgarradura es la más convincente prueba de su condición humana: seres que luchan contra un mundo imperfecto, cruel y absurdo, casi indiferente, y deben además combatir algo que está dentro de ellos mismo.

+
revuletas-dormir-en-tierra-nueva-edicion
Nueva edición

El cuento es para Revueltas un género que exige suplir la extensión por la intensidad, y que por lo tanto requiere del autor una difícil concentración de sus dones. En el momento de su primera edición, Dormir en tierra fue señalado por la crítica como un libro clave para la nueva narrativa mexicana. Algunos de estos relatos han sido incluidos en antologías y son ejemplos de una sabiduría literaria que se revela en el uso de la palabra justa, evocadora, inquietante: la palabra que penetra la realidad y la explota en sus zonas más laberínticas y profundas. Para Revueltas ni la mente ni el sentimiento del hombre han sido iluminados hasta el fondo, y son esas zonas aún intocadas donde se hallan las contradicciones del ser, las que atraen su apasionada atención de escritor. Un universo en el que todo está en pugna y en claroscuro acoge seres cuya íntima desgarradura es la más convincente prueba de su condición humana: seres que luchan contra un mundo imperfecto, cruel y absurdo, casi indiferente, y deben además combatir algo que está dentro de ellos mismo.

+
lopez-austin-las-razones
La cosmovisión mesoamericana

Alfredo López Austin, uno de los mayores conocedores del tema, nos ofrece en este libro una clara síntesis sobre la cosmovisión de quienes habitaron antes de la Conquista en lo que llamamos Mesoamérica: un área cultural que se desarrolló sobre un territorio de límites variables en el tiempo, que en el norte llegó a rebasar el Trópico de Cáncer, mientras que en su parte suroriental ocupó la mitad de Centroamérica. En ese vasto territorio nació, se desarrolló, floreció, fue dominada, se resiste y perdura la tradición mesoamericana.
Tras una breve descripción del entorno geográfico y las fases del desarrollo cultural de Mesoamérica, las fuentes en que podemos basar su estudio, la taxonomía básica con que los antiguos pueblos mesoamericanos clasificaban su mundo, López Austin nos presenta los principales dioses y mitos de sus habitantes: los pisos del cosmos, el Eje Cósmico, el Lugar de la Muerte, el Monte Sagrado, el Árbol Florido, los cuatro árboles de los extremos del mundo, los cinco soles y el diluvio; los ciclos cósmicos y astrales; el tiempo, el calendario y las estaciones; el ciclo de la vida y la muerte, el sentido de la vida humana, el nahualismo, el cuerpo y las almas del hombre; la magia y la adivinación; la comunidad gentilicia, el Estado y el cosmos; la cosmovisión y el mito como fundamentos del poder, y los mitos mesiánicos supervivientes.

+
web-inmaculada-tentacion
y otras fábulas crónicas

Éste es el libro de las puertas de Pandora, pero también de las puertas chinas, y de los círculos del infierno: porque quien en estos cuentos abre una puerta, pronto habrá de encontrarse con una puerta más, más tentadora y más terrible, que inevitablemente, para gozo y horror de los lectores, desde luego, no podrá evitar abrir.
Cuentos donde empezamos compartiendo un olvido que, conforme se disipa, revela que la ciudad que parece Madrid es más bien la pesadilla de Madrid, que el pasado colonial novohispano no es el de la historia rigurosa sino otro, irremediablemente iluminado por la lumbre de la leyenda, no la verdad de los Evangelios sino la insidiosa herejía, pero sobre todo descubrimos estremecidos cómo estas mujeres y estos hombres vienen de otros lugares, que hubieran preferido seguir ignorando.
Al final lo fantástico es siempre una puerta que lleva a otra puerta, corredores, laberintos, carreteras nocturnas, pero al final de su huida vertiginosa, en el último de sus recodos, está la verdad, insobornable y fascinante y dura como un espejo de obsidiana; como la muerte.

+
web_marfa

Un lugar: Marfa, en el estado de Texas, y una mirada forastera que lo recorre apacible, deteniéndose sólo el tiempo necesario; como si quisiera, rozándolos apenas, nombrar los seres y las cosas que lo habitan.Una contemplación en mudanza y asombro permanentes, por instantes idéntica a la vida que ahí, en ese espacio, alienta.En este nuevo libro, Coral Bracho se interna por esa “tierra de larguísimas sombras” llevando la luz indispensable, la claridad de su palabra. La poesía es entonces un ímpetu sosegado, una vibración, un estado del alma, y traza espléndidas minucias que se desvanecen en el aire, mientras su hondura, su tenue realidad, nos toca y se queda. Tres árboles, un ciprés, un enebro y un pino, son los ejes imantados en torno a los cuales transcurren las cosas: los errabundos camiones, las lentas trocas, un largo e inolvidable tren como un “animal que huye”; voces de niños y de pájaros, insectos, la menuda hierba, algunos trastos, flores a veces, una ventana desde la que alguien toma nota puntual de todo esto, convirtiendo cada apunte en un testimonio de vida. Más allá, el horizonte, la inquietante lejanía. Marfa, Texas es un “espacio de infinitud que se abre, como una pequeña casa”. Y la casa en la poesía de Coral Bracho está abierta, nos permite entrar sin pedirnos más que una apertura semejante. Hay que pasar por ella como quien va, sin llevarse nada, conservándolo todo.

+
portada_dios-en-la-tierra_bolsillo
Nueva edición de bolsillo

Es éste uno de los grandes libros de relatos de la lengua española. “Dios en la tierra, Dios vivo y enojado, iracundo, ciego como Él mismo, como no puede ser más que Dios, que cuando baja tiene un soloojo en la mitad de la frente no para ver sino para arrojar rayos e incendiar, castigar, vencer. En sus narraciones breves, Revueltas desata menos la fogosidad de su pasión que la intensidad: una escritura al borde de la muerte, del conocimiento, del caos, del exceso.

+
web_los-muros-de-agua

Cinco comunistas, entre ellos una mujer, son deportados al penal de las remotas Islas Marías, tal como lo fue el propio Revueltas. Junto a ellos, los demás inasimilables de la sociedad, personajes perpetuos de la obra revueltiana: prostitutas, homosexuales, rateros, lisiados. Si hay algún hermano de Dostoievski en lengua española, ése es Revueltas. Una novela dramática, inolvidable.

+
web-pozos

Pozos constituye un recorrido intelectual a través de las obsesiones surgidas de las lecturas del autor, al mismo tiempo que una profunda exploración de sus recuerdos personales, sus primeros acercamientos al ejercicio de la literatura, su descubrimiento de la belleza.
La línea argumental del libro se interna en los reductos menos explorados de la cultura occidental, hace un alto en la obra de algunos pintores, toca teorías psicoanalíticas, filosóficas, estéticas, para desembocar en aquellos paisajes autobiográficos donde literatura y existencia se entremezclan hasta volverse una sola y marcarnos un camino inédito, luminoso.

+
Orange Blue Green

Ingresar o registrarse